Veneno de abeja: El Botox Natural

El veneno de abeja o Bee Venom… ¿Qué es realmente? ¿Qué beneficios y uso cosmético tiene?

Cada vez son más las personas que se hacen estas preguntas y no es para menos, debido a la gran variedad de propiedades que contiene. Además ya son muchas las famosas y celebrities que apuestan por este súper ingrediente en sus rituales de belleza; Gwyneth Paltrow, Jennifer Aniston, Jennifer López o Victoria Beckham, son ejemplo de ello.

Veneno de abeja (Bee Venom)

El veneno de abeja (Bee Venom), también conocido como apitoxina (del latín Apis, abeja, y del griego toxikón, veneno) es producido por una glándula de secreción ácida y otra de secreción alcalina incluidas en el interior del abdomen de la abeja obrera.

El veneno de abeja se ha utilizado desde hace miles de años con el fin de tratar casos de reumatismo, artritis, artrosis y dolores o inflamaciones de distintos orígenes.
La compleja mezcla de carbohidratos, lípidos, aminoácidos, péptidos como la melitina, proteínas y enzimas confieren al Bee Venom propiedades como la antiviral, estimulante de la circulación sanguínea, anticoagulante, bactericida, antimicrobiana, antiinflamatoria, analgésica y vasomotora.

Componentes del veneno de abeja.

El veneno de abeja contiene componentes que son muy empleados en el campo de la medicina:

Son notables sus propiedades analgésicas por su contenido en adolapina, sustancia que estimula la liberación de endorfinas, consideradas como analgésicos naturales. Las observaciones clínicas sobre la utilidad de la apitoxina, se han realizado en Rusia y Ucrania, pero también en la Clínica Universitaria de Reumatología de Múnich y en el Hospital Municipal de Sofía.

El siguiente componente es la apamina, que contiene un alto efecto antiinflamatorio en las zonas afectadas y la melitina que es un poderoso analgésico, antibacteriano y antiinflamatorio (100 veces más potente que la hidrocortisona), eleva el nivel de cortisona sanguíneo, pero el efecto más importante es su efecto regulador en el sistema inmune.
Son algunas de las razones por las que aconsejan su uso para el alivio sintomático del reumatismo y otras afecciones articulares.

Crema natural de veneno de abeja: la mejor alternativa al botox.

Numerosos estudios han identificado los beneficios que el Bee Venom tiene cuando su uso es tópico, es decir, como crema de veneno de abeja.

Se habla del Bee Venom (denominado también Apitoxina) como una alternativa natural al botox. Sin embargo, funcionan de maneras opuestas: El Botox inmoviliza el músculo y por eso alisa la arruga. El veneno de abeja lo ejercita y aumenta la irrigación, y al mejorar la circulación este se relaja y se atenúan las líneas de expresión.

En cuanto a su uso cosmético, diversas investigaciones han señalado que el veneno de abeja ayuda a la piel a producir colágeno de modo natural, lo que aumenta la elasticidad de la misma.
Sus propiedades de acelerar e intensificar la circulación sanguínea y la reparación de las células dañadas gracias a sus propiedades regenerativas y antibacterianas, permiten la eliminación de la piel muerta y promueve la reducción de las arrugas. Por todo ello desde ORX Cosméticos preocupados siempre por el cuidado de la piel y de emplear productos naturales, os recomendamos nuestra Crema de Noche Anti-Edad ORX que contiene veneno de abeja y aceite de chufa, perfecta para el cuidado diario facial.

Crema de Noche Anti-Edad ORX Cosméticos

Crema de Noche Anti-Edad de ORX Cosméticos

Además, El Dr. Han, un investigador de la National Academy of Agricultural Sciences de Corea del Sur, ha publicado un estudio en el que sugiere que el veneno de abeja puede aumentar la producción de queratinocitos, células que actúan como barrera contra factores ambientales como las bacterias, la pérdida de agua y los daños ocasionados frente a los rayos solares.

Proceso de obtención del veneno de abeja.

La obtención de Bee Venom se realiza de forma natural y sin mortandad en las abejas.

Para dicha obtención se utiliza un equipo automatizado que funciona con impulsos eléctricos y permite obtener veneno libre de impurezas, sin sacrificar a las abejas por el electroshock aplicado.
Se trata de una parrilla vidriada conectada a una fuente eléctrica encargada de producir una secuencia de estímulos muy precisos, por el cual las abejas se excitan y pican en el vidrio, depositando una gota de veneno, que, deshidratado, se recoge en forma de cristales por raspado con una espátula.

Este sistema, actualmente utilizado en apicultura, permite realizar la extracción de veneno sin causar mortandad en las colmenas.

Apiterapia: La terapia natural

Tras dar a conocer el veneno de abeja como ingrediente perfecto para el rejuvenecimiento de la piel y como alternativa al botox, os queremos contar que la Apiterapia es utilizada con fines terapéuticos en el campo de la medicina como una terapia natural, empleando el veneno de abeja (también llamado apitoxina) para aliviar dolores, enfermedades o malestares, como por ejemplo: tendiditis, infecciones, quemaduras, hipertensión, etc.

La apiterapia también es utilizada con otros productos que derivan de las abejas como la miel y sus beneficios, sobre todo, en épocas en las que los resfriados están muy presentes. Pero, fundamentalmente, su mayor característica es el uso de la apitoxina, que ayuda a mejorar la salud y el bienestar de las personas. Sin embargo, antes de utilizar cualquier producto que contenga dicho ingrediente asegúrate de no ser alérgico/a.

0

Tu carrito